Posts Tagged ‘camino de santiago’

Información para hacer el Camino de Santiago en bicicleta

viernes, abril 20th, 2012

Si eres una persona aventurera que alguna vez ha soñado con hacer el Camino de Santiago en bicicleta te animamos a que cumplas tu sueño, pero no te olvides de recopilar toda la información necesaria antes de tu partida, te será de gran ayuda una vez que te encuentres en el camino.

En primer lugar debes tener claro cuál de las rutas vas a seguir. Infórmate correctamente de las características de cada una: pendientes, desnivel, tipo de camino, kilómetros… antes de decidirte por una o por otra. Una vez que hayas escogido la ruta que más te atrae o la más factible desde tu domicilio, además de la información básica de cualquier peregrino (albergues, pueblos de paso, lugares para comer…) no olvides recaudar algún tipo de información sobre lugares donde recibir asistencia en caso de avería de tu vehículo.

La preparación física previa es fundamental. Ten en cuenta que vas a pasar unos días haciendo un esfuerzo físico superior al normal, por lo que no te puedes arriesgar a sufrir ningún tipo de lesión. Si tienes la oportunidad te recomendamos que te realices un chequeo médico unas semanas antes de comenzar tu periplo. Del mismo modo, las semanas anteriores al viaje debes dedicarlas a cumplir un plan de entrenamiento que se vaya asemejando al esfuerzo que vas a realizar. Y en el entrenamiento incluimos también la práctica de la postura más correcta sobre la bicicleta, lo que te ayudará a prevenir lesiones.

Por último, trata de llevar el menor peso posible en tu equipaje. Reparte tus enseres de la forma más equilibrada posible entre la bicicleta y tu espalda. Procura vestir ropa lo más ajustada posible para que no ofrezca resistencia al aire. Y no olvides incluir en tu equipaje las herramientas básicas para solucionar cualquier problema mecánico en tu bicicleta.

Camino de Santiago: Cómo peregrinar en dos ruedas

martes, abril 5th, 2011

La bicicleta se introdujo en Europa en 1839, diez siglos después de la creación del Camino de Santiago, pero hoy en día es posible aprovecharla para adelantar al peregrino con bastón y llegar a Finisterre en dos ruedas. Peregrinar en bicicleta no es menos desafiante que ir a pie, pero sí puede brindar oportunidades y ventajas únicas.

Dado que invertirá menos tiempo en caminar, le quedará más tiempo para conocer lugares de interés turístico próximos a la ruta, y se podrá detener en los lugares más bonitos del Camino para disfrutarlos sin prisa. También podrá desplazarse rápidamente dentro de las mismas ciudades para buscar alojamiento y realizar compras. El gasto promedio del peregrino es de 20 euros diarios, y un trayecto de menos días le permitirá ahorrar en ambos rubros.

Media hora de pedaleo equivale a dos o tres horas caminando, y un camino como el Francés, que tarda 31 días a pie, toma sólo 11 días a pedal. Es recomendable llevar a cabo la aventura en primavera y otoño, pues en verano el calor golpea y los albergues se llenan, y en invierno los vientos y las lluvias dificultan todavía más el viaje.

Un par de consejos técnicos

Imagine caminar 760 kms. del Camino Francés con zapatos nuevos. Lo mismo se aplica a la bicicleta. No compre una bicicleta al último momento. Lleve una propia a la cual esté acostumbrado, y adapte la ruta a sus posibilidades. Para los senderos, pistas y caminos, es posible andar en bicicleta montañera, mientras que para las rutas de asfalto, una bicicleta de carretera será lo más conveniente.

Lo ideal es contar con suspensión delantera y, si piensa viajar de noche, faro delantero y señalizador trasero. El equipaje debe estar balanceado y no superar los 12 kilos. Para la bicicleta, debe llevar sólo lo básico: una cámara de reserva, una bomba, parches para pinchazos, herramientas para la cadena, llave inglesa y destornilladores.

Estudie la ruta con anticipación y sea realista. ¿Hay muchas bajadas o subidas, o el camino escogido discurre en línea recta y sin pendientes? ¿Está preparado físicamente para soportar el reto? Aunque el Camino Francés, el más tradicional, cuenta con 760 kms., los ciclistas que recorran un mínimo de 200 kms. en cualquiera de los otros caminos autorizados pueden obtener la Compostelana. Elija el camino con anticipación, calcule la distancia, considere las ventajas y desventajas de la ruta, y estime si tanto su bicicleta como usted están preparados para afrontar el reto.

Si ya se ha decidido a realizar el camino en bicicleta y necesita más consejos, puede revisar la abundante literatura especializada sobre el Camino de Santiago en bicicleta que existe en bibliotecas y librerías de España. Si quiere viajar acompañado, hay sitios web donde es posible encontrar otros ciclistas que compartan sus mismos intereses a fines de organizar un grupo de escapada.