Bicicleta de montaña

Las bicicletas de montaña (conocidas popularmente con el nombre de mountain bike) son un tipo de bicicletas desarrolladas especialmente para rodar por el campo o la montaña, como su propio nombre indica.  A diferencia de las bicicletas de ciclismo o de las bmx, las bicicletas de montaña necesitan (aparte de estar diseñadas con una doble suspensión necesaria para su uso) de una serie de accesorios obligados para hacer posible su conducción por los caminos y senderos por los que son utilizadas, ya que en el campo o la montaña el factor de la resistencia es mayor que, por ejemplo, en el pavimento de cualquier carretera. Por eso precisamente, las bicicletas de montaña tienen que estar dotadas de una serie de piezas que las hagan más fuertes que a las demás, para así poder rodar con ellas por lugares que hace tan sólo unos años eran del todo impensables para cualquier aficionado al mundo del ciclismo.

Estas bicicletas de montaña han supuesto una revolución en toda regla dentro del universo de las bicicletas y sus aficionados, llegando a ser calificada su creación como el avance más significativo del siglo XX en cuanto a bicicletas se refiere. Esto a su vez, ha propiciado (algo totalmente lógico, por otra parte) que se generase toda una industria de accesorios en torno a estas bicicletas de montaña básicos para poder conducirlas, lo que ha reportado y reporta enormes beneficios para este sector a lo largo y ancho del mundo.

Y todo esto es fruto del éxito que alcanzaron las bicicletas de montaña nada más salir a la venta, porque aquella idea de que si te apetecía ir con tu bicicleta a dar una vuelta por el campo podías hacerlo, era algo realmente novedoso cuando irrumpieron en el mercado. Todo el mundo quería tener la suya para darse un paseíto por el monte sin ningún tipo de problema. Y todo esto era posible gracias a las  bicicletas de montaña.