Bicicletas de descenso

Las bicicletas de descenso son una modalidad de las bicicletas de montaña. Dentro de la modalidad de ciclismo de montaña existen varias especialidades deportivas y las bicicletas de descenso o mountain-bike hilldown, son las bicicletas que los deportistas usan para descender (como su propio nombre indica) por caminos de gran inclinación o pistas de esquí que no tienen nieve, por lo que el ciclismo con bicicletas de descenso es una de las modalidades más peligrosas que existen sobre dos ruedas.

Consiste en ir contrarreloj, pues la distancia depende de la inclinación de la pendiente. Poniendo un ejemplo de las velocidades que se pueden llegar a alcanzar con estas bicicletas de descenso, 500 metros de pendiente se hacen en tan sólo cuestión de segundos.

Las bicicletas de descenso están bien armadas, con cuadros pesados y muy reforzados, al igual que las ruedas, gruesas y de gran peso, por no mencionar sus sistemas de suspensión de largo recorrido, tanto la suspensión trasera como la delantera. Es por esto por lo que hay bicicletas de descenso que pueden llegar a rondar hasta los 20 kg de peso.

Como hemos dicho ya, esta modalidad es considerada de bastante riesgo y se practica en plena naturaleza, lo que exige que las bicicletas de descenso sean duras para aguantar las condiciones del suelo por el que van a rodar -por eso poseen las características mencionadas-.

Los recorridos para competir con bicicletas de descenso tienen que presentar distintos tramos:

  • Pistas anchas y estrechas.
  • Caminos forestales
  • Pistas campestres
  • Zonas de bosque
  • Zonas pedregosas
  • Otros… (zonas asfaltadas hasta un 3%, aunque en ocasiones el tanto por ciento puede ser más elevado).

Estos tramos tienen que ser más o menos rápidos y también técnicos, además de estar protegidos adecuadamente con balas de paja, lonas, etc.